mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

1º Yó, 2º Yó, 3º Yó!!! Egos al acecho... como cultivar la individualidad.


Nacer... a la vista de la medicina, un acto común en vista de la cantidad de partos que han ocurrido y seguirán ocurriendo; pero no es tanto solo cuestión de concepción, embarazo y parto!!!

Seres humanos es lo que llegamos a ser; seres ante todo, encarnados en un vehiculo de transporte adecuado al medio fisico dónde hemos sido colocados y con cualidades (features) incorporadas en nuestro SER a través del signo solar de nacimiento en 1º lugar yá que es el que más relevancia tiene en este mundo de la materia; siguiendole los demás cuerpos celestes en orden de operancia, tendrán su área de manifestación y la relevancia que se les conceda de acuerdo al patrón evolutivo que traemos impreso en las fibras más intimas de nuestro ADN, alli emplazados en el aparente espacio vacio que llena la última manifestación de la materia -título que solia atribuirsele al átomo.

No escapamos de nuestro SOL! No podemos evitar el tener que enfrentarnos a la lección que venimos a cursar en "los semestres" que el universo ha decidido de antemano para nosotros ni tampoco evitaremos las circunstancias, humores, carácter, aptitudes, actitudes, ambientes, personajes y hasta elementos materiales que rija nuestro signo Solar.

Nuestro padre a través del mismo planta una semilla de su propio ego y nos identificamos -quiérase ó no- con él mediante la misma; muchos luchamos para no parecernos a nuestro progenitor, otros no quieren más que imitarlo, algunos piensan en superarse teniendo la imagen paterna que los alienta -ó los condena- detrás de todo lo que emprendan y muchos más necesitan encontrar su verdadera identidad, sus raices, el legado que aquel padre ausente -por los motivos que fueran- no pudo encargarse de brindarle.

Batallar contra las tendencias negativas de nuestro ego solar presupone un gran desafio! Cultivar las cualidades superlativas del mismo es la meta!

Yá sea que vendas verduras por la calle, que seas un catedrático importante ó una eminencia en tu área de formación profesional LLEVAS IMPRESA LA MARCA de tu Sol de nacimiento de por vida y en especial como lo considera el método de "Firdaria" los primeros 8 años son vitales para el desarrollo positivo ó conflictivo de ese ego particular que encarnó en cualquiera de los 12 signos del zodiaco.

Es vital que lo consideres en tu profesión, en tus relacionamientos, que lo pulas dia a dia y que lo eduques para que mañosamente no salga al ataque contra cualquier aparente amenaza a su integridad, amenazas que son últimamente muy vividas por nuestros egos en esta Era de Acuario por la que atravesamos, en especial, siendo la era de transformación de los egos y su adecuada trascendencia; y cómo no se va a sentir amenazado el pobre si lo quieren domesticar, amoldarlo a patrones de obediencia y de no poder transformarlo, a su total sometimiento y ó esterilización!!!

El no se somete, no se rinde ante nadie, no presta tributo, no dobla sus rodillas, no escucha consejos; y claro si cuando por primera vez se le dió rodaje al comienzo de la humanidad se dijo -y él lo escuchó perfectamente- "a nuestra imagen y semejanza"!!!

Él tiene sangre real! Sangre divina, esencia de "Elohims"! y ese ego fue el que buscó cautivar la serpiente allá en Edén; "serán como Dios" dijo a Eva y que placer puede haber además de ese? tener autonomia propia, desición individual, selección y potestad sin limites? Ser alabado, adulado, obedecido, tener dominio sobre otros y su alabanza?

Ese es sin embargo el derecho del "Ego Supremo"; por algo se llama a sí mismo "El Ser" "El Yó soy"!

y todos los males del mundo serian resueltos si se atacára el 1º estorbo a la concordia y armonia de los seres; el ego-ismo, y sus derivados: ego-centrismo, engreimiento, soberbia, orgullo, vanagloria, de muchos de nosotros en esos momentos en los que reaccionamos casi de forma imperceptible a la orden de nuestro ego que llama a la acción combativa en contra de nuestro ofensor; por eso tanto insistió tanto el Maestro Jesús en aprender a perdonar ofensas y por algo dió a sus discipulos, la noche antes de su muerte, la lección de humildad más imponente de la época y cultura pratiarcal judia sumamente machista de entonces, al lavarle los pies a los 12!!!

Somos capaces de indentificar nuestros puntos débiles y nuestras falencias egoicas asi como destacar las reales virtudes y cualidades positivas de nuestro ego solar?

Realizo este post con esa misión de interactuar; bienvenidos aquellos que sean capaces de reirse de sus propios egos y desenmascararlos públicamente! Veremos si hay más alabanzas que críticas!!!

A medida que ello ocurra iré colocando una serie de notas que he tomado de muchos libros, apuntes y post dispersos -algunos de ellos por la red y otros en la estanteria de mi biblioteca- que son muy adecuados y vienen al caso de ser analizados.

saludos!!!

Visitas: 806

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Astrologos del Mundo para añadir comentarios!

Participar en Astrologos del Mundo

Comentario por Carlos Oliva el febrero 21, 2010 a las 9:41am
Capricornio es un misterio debajo de una fría estrategia ambiciosa que cuando se rompe muestra un corazón entre pañales. Se deprime bastante y casi siempre cree que es debido a temas de trabajo, económicos o de cualquier otro deber que hay que cumplir y que no deja sitio al niño frustrado que lleva dentro. Aquí no hay que extenderse mucho: el problema de Capricornio es su niño ausente, su incapacidad para jugar, para divertirse. La vida acaba siendo algo muy serio para un Capricornio y eso no lo aguanta mucho tiempo ni él ni los que le rodean y que tanto necesita. Tal vez sea este el signo zodiacal que menos siente la necesidad de ser ayudado emocionalmente puesto que, en el fondo, su temor es encontrarse un corazón de piedra donde otros lo tienen de carne y hueso.

Emocionalmente Capricornio depende de su energía polar, Cáncer, y en cierta manera es verdad el tópico de su frialdad calculadora pero ni siquiera Capricornio puede vivir sin el calor del amor, de la ternura. Es esa dependencia que siente de la energía Cáncer, para sentirse emocionalmente vivo, la que le lleva al más terrible de sus vacíos: el miedo al abandono. Sentirse emocionalmente abandonado lleva a Capricornio al ártico feroz de su soledad y al frío absurdo de los frutos materiales y profesionales no compartidos. Atravesar ese miedo al abandono pidiendo la nutrición emocional que necesita, luchando por ella, es la tarea más difícil de Capricornio que muchas veces compra, controla o estratégicamente abandona el corazón de quién le da ternura, quedando atrapado en ese Saturno terrible que, por miedo a ser destronado, se come a sus hijos, uno a uno. En terapia, enfrentarse al padre que le devoró con los dientes del deber y del juicio es imprescindible para Capricornio.

Pepe Valero 1998

Los Decanatos de Capricornio

Capricornio repite la serie de Géminis: Júpiter/Marduk, Marte/Nergal y Sol/Shamash. Adelantaba en Géminis la relación entre los dos Signos. A primera vista la mayor parte de los Astrólogos no encontraría una relación directa, pero el lenguaje cotidiano la encuentra continuamente. Capricornio rige a los políticos y la mayor parte de los que no trabajan en política ve relación entre político y ladrón, política y medios de comunicación, política y comercio, política y mentira, política y falta de principios, política y cambio de chaqueta, las dos caras de los políticos... es decir, entre Capricornio y las facetas más chorizas e inmaduras de Géminis.

Desde un punto de vista menos crudo pero más profundo no se suele pensar en que la estructuración Capricorniana de una sociedad o grupo al establecer sus formas de gobierno o desgobierno, está íntimamente relacionada con las capacidades de comunicación. Igualmente el sistema de costumbres y tradiciones de Cáncer, que sostiene buena parte del esquema de poder requiere como indicamos en su momento el desarrollo del lenguaje. Una transmisión eficaz de información hacia arriba y de órdenes hacia abajo es la esencia misma de la eficacia de las jerarquías. En los problemas de organización y decisión se usan constantemente dos teorías matemáticas muy geminianas: la Teoría de la Información y la Teoría de Juegos.

El Decanato inicial es sorprendente para muchos por los criterios actuales de Júpiter. Me remito a las ideas de Sinesio Rodenas sobre la Expansión post-Saturnina y la Depresión post-Jupiteriana. Mi interpretación primera y manifiestamente mejorable es que tras una estabilización y formalización de las ideas en el Decanato Saturno con que termina Sagitario, es posible una expansión del individuo y de la sociedad en el plano estrictamente material. Y esta parece ser la función principal de Capricornio.

La aparición posterior de Marte/Nergal, indica que tras esta expansión es posible actuar con agresividad, conquistar, realizar. Capricornio es el signo de exaltación de Marte, que aquí adquiere estabilidad, constancia, disciplina y enfría sus impulsos primarios para poder aplicar su agresividad con cabeza y no a cabezazos. Las legiones romanas o los tercios españoles, ambos imbatidos durante largos periodos, son posibles solo gracias a la creación de grandes estructuras de mando dotadas de enormes recursos materiales y humanos, es decir provenientes de una expansión material indicada por el Decanato de Júpiter en Tierra.

Finalmente esta actividad material, y la lógica asunción de responsabilidades del individuo al encontrarse abandonado en la intemperie del día a día material (no en vano todo el signo está bajo el control de Saturno), formará una nueva consciencia través de su papel social simbolizada por el Decanato final del Sol y, aunque por una vía necesariamente dura, habrá conseguido su independencia y por ella la madurez. También el grupo social formará una nueva unidad al institucionalizarse y jerarquizarse.

Arturo Mata

Secretamente, Capricornio se desvive por la adulación. Le encantaría sobrecoger multitudes desde un trapecio volante. En sus sueños mas íntimos, la Cabra es una romántica incurable, pero su naturaleza está encadenada por Saturno. El severo planeta de la disciplina le exige un comportamiento tranquilo, acciones prácticas y seriedad de intención. Tal es su cruz, a veces bien pesada de sobrellevar. Habrá ocasiones en que Capricornio ocultará su frustración bajo actitudes bruscas, y otras en que te sorprenda con un humor inesperado e incongruente, siempre de tipo irónico y descreído. Las gentes de Capricornio pueden ser aburridísimas cuando se ponen en trance de hacer bromas secas y retorcidas.

Si das vuelta como un calcetín a un estable y confiable varón Capricornio, te encontrarás con un alegre soñador que anhela sentir cómo el viento le desordena el pelo y se embriaga con la dulce fragancia de los halagos, ávido de emociones y sediento de aventuras. Solo unos pocos elegidos son capaces de liberar a esta alma solitaria de su prisión secreta.

Saber algo de los signos solares puede ser utilísimo para quienes se inclinan a juzgar los libros por las solapas. Ahí estabas tú, pensando que Capricornio sería un maestro excelente, pero como enamorado, lamentable. Casi habías decidido dejar que se dedicara a la política, en vez de conquistarlo; te daba la impresión de un hombre que preferiría ver su nombre en el Quien es quién, mejor que en tu diario íntimo. Y ahora descubres que tiene un corazón tan cálido y cordial como un grato fuego de leña en una noche de invierno. Ya se que es para alegrarse, pero espera un momento antes de correr a estrujarle entre tus brazos, esperanzada en que él te hará llegar hasta la Luna. Sorpresas como la que acabo de describirte forman parte de su naturaleza íntima. Se quedará impresionado y fascinado sí, lo adivinaste, pero naturaleza íntima quiere decir eso, precisamente: naturaleza íntima. Lo más probable es que jamás deje en libertad de realizarse a todos esos sueños etéreos de apasionados transportes. De todas maneras, tú ya sabes que los tiene, y es bastante. No sigas esperando que tu Capricornio se lance a pasear con los pies desnudos entre las amapolas; no podrás cambiar su básica personalidad saturnina.

Lo que puedes hacer, en cambio, es reírte de sus historias de perro apaleado hasta que cobre el va-lor suficiente para contarte cuentos menos deprimentes. Puedes insinuar que te parece que bajo su fachada conservadora arden fuegos ocultos, e insistir hasta que se arrime a dejar asomar un par de llamas. Puedes decirle que sueños como los que él sueña te parecen los mas coloridos, ya que ningún sueño es tan abigarrado como el que realmente sucede, y tal vez se atreva a soñar unos cuantos mas. Algún día llegará a la cima de la montaña que se ha puesto como meta, y tú estarás junto a él, orgullosa de la determinación de tu Cabra, y muy contenta de haber creído en la posibilidad de realización de sus sueños.

Capricornio hace como si pudiera vivir sin halagos, y la forma en que reacciona cuando se le dice al-go grato es una prueba bastante convincente. ¿Alguna vez le dijiste algo agradable a tu galán Capricornio, y te decepcionaste al ver su cara inexpresiva? No te apresures. El hecho de que la especialidad de la Cabra sea el autoengaño no significa que tú también tengas que dejarte engañar. En realidad, necesita desesperadamente que le digan que es bueno, inteligente, buen mozo, deseable e interesante, pero como no suele dejar ver su necesidad, no son muchas las orquídeas que recibe. Por eso es posible que sea un poquito torpe y no sepa que hacer cuando alguien le expresa abiertamente que le admira, de modo que disimula su incomodidad haciendo algún chiste retorcido o ignorando el cumplido: una reacción que puede hacer que los demás decidan que jamás volverán a correr el riesgo de decir una gentileza a ese cara hipócrita.

Como da la impresión de que no le gusta que le halaguen, le halagan cada vez menos. Es un círculo vicioso, pero la culpa puede ser tuya, más que de él. La próxima vez que le ofrezcas un ramillete verbal a tu Capricornio, mírale las orejas. ¿Ves como se le ponen rosadas? ¿Ves como apenas le centellean los ojos, y ese temblorcito imperceptible en la nariz? Esta tan animado como un ponche. El hecho de que no se ponga a zapa-tear ni a revolcarse en el césped como Leo, no significa que no este contentísimo, y con la sensación de haber crecido tres metros.

Capricornio necesita que le vean como el tipo sensacional que es, pero su naturaleza y los astros le vedan la publicidad. Tú tendrás que ser su agente de prensa.

Es, como dirían los horticultores, de florecimiento tardío. En su juventud serio como un búho, al madurar va relajándose gradualmente y, si es un auténtico Capricornio, puede terminar siendo el hombre de aspecto y comportamiento más juveniles del grupo. Ahora bien, este es un aspecto que conviene tener en cuenta: con otros hombres tendrás que tolerar años de tonterías para después adaptarte a una vejez rígida y melindrosa; con Capricornio, es posible que al principio tus entusiasmos se encuentren un poco restringidos, pero ¡piensa en lo que puedes esperar para mas adelante!

En la primavera de vuestro idilio, tu enamorado Capricornio no te propondrá una escapada a Paris, pero es posible que cuarenta o cincuenta años mas tarde, cuando otros hombres se quejan de que les duelen las articulaciones, él te lleve a ver el Taj Mahal a la luz de la Luna. No está tan mal. Si tú eres de las que les gusta atiborrarse con entremeses y después comen de mala gana la comida, Capricornio no es para ti. Una relación amorosa con un hombre de este signo, siempre que termine en el matrimonio, es como comer el postre al final, como corresponde.

Naturalmente, la inversión del proceso de envejecimiento en Capricornio puede hacerte pensar que en el rubro fidelidad puede haber gato encerrado. Lo hay. Es verdad que no tendrás que preocuparte mucho por los desvíos de la Cabra cuando el romance es fresco y está húmedo de rocío, y también es verdad que puede soltarse un poco a medida que tiene más edad. Pero así y todo, su fidelidad es mas segura que la de la mayoría de los otros signos solares, porque Capricornio prácticamente quema incienso en el altar de la familia. Aun si comete algunos pecadillos menores en la época de su tardío florecimiento, nunca los pondrá por delante del fuego del hogar, de los hijos y de ti. Los lazos familiares le inspiran un sentimiento muy próximo a la reverencia, y esto es válido para la familia que ha creado contigo y para su familia de nacimiento, que desde la infancia ha sido para el objeto de devoción.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el febrero 19, 2010 a las 4:00am
Sagitario entra en crisis por sus propios abismos internos tras agotarse y agotar todos los viajes exteriores por los más exóticos y lejanos abismos naturales, espirituales o deportivos. Cuando en su cansancio le toca la desesperanza existencial, Sagitario descubre su dificultad para comprometerse con la vida cotidiana y dejar de correr.

Descubre su temor al dolor, al sufrimiento, a la soledad cuando ya no le quedan creencias que perseguir para tranquilizarse o lugares y personas donde escaparse; es entonces cuando entra en crisis, a menudo crueles y destructivas si no están contenidas por un disciplinado trabajo de consciencia personal.

Es muy duro el aterrizaje -casi siempre forzoso- de Sagitario en la realidad cotidiana de sus dudas, de sus miedos vivenciales. Pero es cierto que tiene suerte aunque le cuesta mucho tiempo y silencio aprender a aprovecharla.

Precisamente esta sensación de suerte en los problemas, en los callejones sin salida, que a menudo siente Sagitario, puede aumentar su desesperación en momentos de crisis profundas -donde el camino se pierde en la noche y hay que aprender a esperar el nuevo día-, llevándole a buscar mágicos atajos por los que escapar de su verdadera dificultad: permanecer en el presente doloroso y desesperanzado hasta atravesarlo con paciencia y susto.

Sagitario no necesita tanto ponerse en paz con su diablo interno -Escorpio- como aceptar el susto que le produce el silencio de Dios, el autismo de la Vida ante su demanda angustiada de sentido trascendental en lo cotidiano.

Pepe Valero 1998

Los Decanatos de Sagitario

Para mayor sorpresa y deleite de grandes y chicos el filosófico e idealista Sagitario repite la serie de Decanatos del sensorial y pragmático Tauro: Mercurio/Nebo, Luna/Sin y Saturno/Ninurtu. Recupérese y siga leyendo.

Sagitario es un Signo conocido por su afición a la bebida, la comida y la alegría de vivir, pero estas condiciones son muy distintas de las equivalentes de Tauro y perfectamente asumibles por su regencia jupiterina. Sagitario corre riesgos, a Tauro no le gustan ni de lejos.

Veamos primero como plantear el desarrollo desde Escorpio y luego intentemos ver si es posible encontrar ese factor común entre Sagitario y Tauro, mucho más difícil de asumir que entre Aries y Escorpio.

Desde el Decanato Venus de Escorpio se sigue que tiene que haber comunicación (al menos esos nos pasó el hemiciclo anterior), ciertamente es así, pero el nivel cambia mucho, lo que se comunica ahora son grandes conceptos, la sacudida de Escorpio nos obliga a pensar sobre lo que somos, la experiencia de Venus en Escorpio es demasiado profunda. En Escorpio apareció el ¿quién soy? y por si solos aparecen ahora las demás grandes preguntas: ¿de donde vengo? ¿adonde voy? Los valores se han trastocado, debemos desarrollar unos nuevos y aunque no hablé de la muerte en Escorpio, también hemos llegado a la consciencia de ella, y eso también da que pensar: la filosofía y la religión han aparecido como entidades propias. Y también todas las demás teorías, necesitamos concepciones del mundo, esquemas en los que movernos, para protegernos.

Tras el juego mental, de las dudas del Decanato de Mercurio empezamos a tomarnos en serio el asunto, nuestra sensibilidad (el Decanato lunar de Sagitario) necesita expandirse, crecer y al mismo tiempo volver a protegerse. Esta expansión la dan las ideas, las filosofías, las religiones (llama la atención que la necesidad religiosa aparece con más frecuencia en mujeres que en hombres). Asumida esta necesidad nos queda construir una sólida coraza conceptual y de valores que de sentido al bla-bla de Mercurio y proteja a la Luna.

El establecimiento definitivo de las teorías se dará con Saturno como regente del tercer Decanato. En campos más concretos podemos jugar con Sagitario como significador del extranjero. Aparece la consciencia de que hay otras comunidades, que hablan (Mercurio) de manera distinta, son de raza(Luna) distinta y se organizan (Saturno) de manera distinta. El choque consiste no solo en aceptar que hay que relacionarse con otros, sino que estos otros pueden ser algo totalmente alejado, extraño y por ello quizá temible (Saturno/Luna) o interesante (Mercurio/Luna).

La repetición de la serie de Tauro requiere una mención especial. No se suele concebir un Tauro filósofo, pese a su obvio natural rumiante y contemplativo. La relación existente entre los dos Signos es la de la experiencia del mundo real, especialmente de la vida en todas sus formas y de la necesidad de solucionar nuestros problemas de subsistencia de Tauro, y que de ello nacen necesariamente las teorías.

En nuestra era las teorías parecen haber adquirido cierta autonomía, pero las únicas que valen son aquellas que nacen de la experiencia vital directa, lo demás son metateorías. Igualmente nuestra concepción del mundo surgida en Sagitario puede afectar nuestra economía o capacidad de disfrute en Tauro. La Economía se basa ante todo en esperanzas, no cuenta tanto lo que hay ahora como lo que esperamos que suceda a la hora de ahorrar, invertir, gastar o sembrar; su supuesta objetividad es un canelo en el que creen más los políticos, los pequeños inversores y los votantes que los economistas y grandes inversores. Una de las pocas cosas que espanta más la inversión que los impuestos altos es una política fiscal imprevisible, nuevamente la relación estabilidad económica/estabilidad legal.

Como indicamos en Géminis el desarrollo intelectual y por lo tanto de lo legal, filosófico y religioso solo es posible cuando alcanzamos unos mínimos de subsistencia y excedentes. Un ejemplo histórico interesante es el Egipto Antiguo, sociedad esencialmente Tauro, que puede considerarse una de las sociedades más religiosas jamás conocidas. Finalmente destacar la profunda relación que debe haber entre teoría y práctica.

Artuto Mata

Diría que encontrar un ejemplo de este signo solar es tan fácil como sonarse la nariz, pero no es verdad; es mucho más fácil que sonarse la nariz. Vete a cualquier fiesta y mira en el centro del grupo más bullicioso. ¿Ves el tío ese que esta ahí sentado alegremente con un enorme pie metido en la boca? Es un Sagitario que acaba de meter verbalmente la pata, pero todavía no lo sabe. Cuando se dé cuenta se mostrará un tanto perplejo... y los que le rodean le mirarán con odio.

El Arquero es capaz de acercarse, darte una cordial palmada en la espalda y sonreírte amistosamen-te. Después, te saludará con un comentario del tipo de: ¿Que demonios haces para parecer tan joven, con la edad que tienes?>>; o: Vaya, que bien te queda este suéter de cuello cisne. Siempre tendrías que usarlo, porque así disimulas la papada>>. Después de una de esas alegres aperturas, Sagitario seguirá con su brillante sonrisa, pero la tuya habrá empezado a marchitarse un poco. A él le costará un rato darse cuenta de que fueron sus palabras las causantes de tu seriedad, y más tiempo aun necesitara para entender por que. Entonces procurará explicarse. Trata de mantener la calma, porque la explicación será peor.

Caramba, ¿no entendiste lo que quería decir? Pues que le parece fabuloso que no representes mas de veinticinco años cuando en realidad tienes treinta y ocho (seis años mas de los que efectivamente tienes). Y en cuanto a lo de la papada, es mucha la gente de tu edad que tiene cierta flojedad en la región del cuello. Si únicamente se te ve de costado, así, cuando vuelves la cabeza. Con no dejar que te saquen fotos de perfil, ya está.

Tras haber explicado cuidadosamente sus meteduras de pata verbales, y conseguido que tú volvieras a sentirte bien, Sagitario seguirá alegremente su camino, silbando un tema del último éxito de Broadway. Cuando volváis a encontraros y tú le demuestres frialdad, se sentirá dolido e intrigado. Con él, de nada sirve enojarse ni molestarse; Sagitario no actúa por maldad. Sus exabruptos verbales son fruto de la más absoluta inocencia y, por lo general, tampoco entiende que cuando trata de arreglar las cosas resulta ofensivo además de hiriente. No le juzgues con dureza, porque esta animado de buenas intenciones. Tampoco necesita de tu compasión... ni de la mía. Bajo su falta de tacto hay una mente sumamente despierta y de principios elevados. Su peculiar combinación de ingenio, inteligencia y fogoso impulso lleva por lo común al Arquero directamente al círculo de los vencedores. Lo realmente fastidioso es que para la gente de este signo, varones o mujeres, su torpeza verbal es inconsciente; están convencidos de que son los seres más diplomáticos del mundo. Siempre dicen que son incapaces de herir los sentimientos de nadie y que ponen gran cuidado en no hacerlo, y lo creen sinceramente. Es mas, todo lo que hacen lo hacen sinceramente. Cualquier forma de fraude y engaño les produce una gran consternación.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el febrero 13, 2010 a las 9:13pm
La cárcel de Escorpio se teje como antídoto ante las viejas heridas de su primigenia vulnerabilidad infantil. Estas heridas con el tiempo quedan envueltas en un hipnótico y autohipnótico papel de regalo que las hace brillar como focos de sutil y contundente energía psicológica y emocional con la que el intenso Escorpio seduce o asusta a quienes le tratan. La dificultad del Sol en Escorpio consiste en aceptar su profunda, apasionada y compasiva sensibilidad, vulnerada, en su propia fragilidad, por las primeras heridas de toda educación social y familiar.

El problema de esta aceptación es topar, en ese reencuentro, con el lote completo de la sensibilidad escorpiana donde se esconden los viejos resentimientos y venganzas contenidas -tempranamente empaquetadas- junto con su sentido profundo de la entrega y la compasión. Sin embargo, suelen ser esas viejas deudas -que tanto han afinado su estrategia emocional para la autopreservación- las que de vez en cuando conducen a Escorpio al infierno plutoniano de la violencia destructiva y autodestructiva.

La mala fama de vengativo y duro Escorpio se la gana en su necesidad pulsional de vomitar, de vez en cuando, esos regalos envenenados que lleva dentro. Necesita expulsarlos para limpiar su corazón amoroso de los viejos rencores oxidados. Escorpio es un signo auténtico y visceral al que la adulación no le llega pero es también el signo más exigente y autoexigente, el juez más terrible al que sólo la compasión da descanso. Y este es su problema mal leído.

El trabajo con Escorpio gira alrededor de la presencia y confianza terapéuticas. Sólo si Escorpio se llega a fiar de quien le ayuda y acompaña en su viaje interior -sólo entonces- se atreverá, en un doloroso y difícil parto, a mostrar y mostrarse en su dolor, en su corazón herido. Sin duda su profunda capacidad de consciencia hará el resto.

Pepe Valero 1998

Los decanatos de Escorpio:

Se repite la secuencia de Aries (Marte/Nergal, Sol/Shamash, Venus/Ishtar), pero la situación ha cambiado mucho. Desde aquí a Piscis hay que repetir todo el proceso que se hizo entre Aries y Leo, pero a una escala superior y más compleja. Lo que antes era inconsciente, instintivo, automático es ahora consciente, cada avance es evidente y los adultos no nos cuidan ni nos ayudan para lograrlo.

Si empezamos por Marte es obvio que debe haber nuevamente corporeidad. Hay en efecto una transformación corporal en la adolescencia, pero mientras en especies muy inferiores esta transformación se realiza en fase de crisálida nosotros nos la tenemos que tragar bien despiertos. En la crisálida hay una disolución que correspondería a una fase Piscis. Aquí se produce esa fase y al hablar de los Términos Zodiacales lo explicaré, de momento tendrá que aceptar mi palabra.

Pasada la violenta etapa inicial de revoltijo biológico, el Sol nos da una cierta consciencia de lo que estamos sufriendo y exige que nos replanteemos nuestra personalidad. Lo que en Aries se solucionaba como una consciencia básicamente motora, aquí requiere que el individuo se aclare emocionalmente y pronto intelectualmente. Lo que en Aries no podía llamarse plenamente egoísmo, ya que ni se planteaba la existencia de los otros, en Escorpio sí lo es porque nuestros deseos incluyen al Otro y nos damos cuenta.

Pese a la opinión de los padres el sujeto que hay ahora es biológica y psicológicamente distinto al niño, que podemos considerar muerto en función del simbolismo del Signo. Si no hemos matado al niño durante esta fase, peor para él, pues ahora ocupa un cuerpo con unas necesidades que no son las suyas y al que se la van a exigir unas responsabilidades que no puede cumplir. Con el pleno desarrollo de la sexualidad nos encontraremos con la aparición de la forma más intensa, transformadora y conflictiva de placer, y como no podía ser menos ahí tenemos a Venus/Ishtar, Diosa del Placer y de la Fertilidad para aclararnos adonde debemos dirigirnos y buscar la solución de los nuevos problemas.

Arturo Mata

Una enciclopedia describe al escorpión como un arácnido nocturno que ataca y paraliza a su presa con un veneno inyectado mediante la larga cola curva, que utiliza tanto para la defensa como para la des-trucción. A veces, su picadura es fatal.

Es frecuente que la gente se retraiga visiblemente cuando alguien dice que nació en noviembre, murmurando: ¡Ah, entonces es un Escorpio! >>, ya sea con franco temor o con respetuoso sobrecogi-miento. A veces hay también una risita, referida evidentemente a la legendaria pasión de Escorpio. Escorpio está harto de esas reacciones ante su signo solar, y ¿quién puede culparlo? Pero... es que es despiadado y peligroso, ¿no es cierto?

No. Depende. Primero, será mejor que el lector aprenda a reconocer el signo. En autodefensa tal vez... o porque busca un ser humano realmente superior.

A Escorpión le gusta viajar de incógnito. Gracias al control que ejerce sobre su naturaleza, por lo ge-neral lo consigue, pero hay un par de atajos que permitirán atravesar con más facilidad su disfraz, ya sea a medianoche o a mediodía.

Fíjate en los ojos. Pueden ser verdes, azules, castaños o negros, pero serán siempre penetrantes y de una intensidad hipnótica. A la mayoría de las personas les pone nerviosas e incomodas la mirada de un Escorpión. Tendrás que ser tú quien rompa el ensalmo y aparte primero la vista, porque a mirar, Escorpión siempre te ganará. Es una identificación infalible de la personalidad plutoniana. Los ojos de Escorpio se te clavan profundamente, despiadadamente, como si te atravesaran el alma. Y así es.
Después, escúchale hablar. Su tono puede tener la suavidad del terciopelo, ser ronco o cortante; el habla será lenta y mesurada o entrecortada y brusca, pero lo que diga nunca quedará en la penumbra. El ego de Escorpio es total. El Escorpión sabe lo que es y sabe lo que no es, y su conocimiento no cambiará por nada que pueda pensar nadie. Los insultos le resbalan y los halagos no le mueven ni medio centímetro. Él no necesita que nadie le señale sus vicios ni sus virtudes. En el mejor de los casos, coincidirá tranquila-mente con tu apreciación; en el peor, sospechará de tus motivos.

La próxima vez que estés con un grupo de gente, saca a colación el tema de los signos solares, y comenta que con un poco de práctica, es bastante fácil reconocerlos. Cuando alguien te inmovilice con una mirada hipnótica y declare con suprema confianza que no podrás adivinar su signo, dile con firmeza: Tú eres un Escorpión>>. Tal vez sea la primera vez que parpadea. Pero la fijeza de su mirada no se alterará mas que un instante; rápidamente recobrará la fría compostura que exhibía antes de que tú descubrieras su cuidadoso disfraz. Si alguna vez tropiezas con un Escorpio charlatán y de mirada huidiza, catalógalo como una excepción astrológica tan rara como el dronte. Hay gente nacida en noviembre que tiene en su carta astrológica influencias planetarias condicionantes de inquietud, pero de lo que se trata es de que aprendas a conocer al Escorpión típico. De los de tipo nervioso encontrarás muy pocos. La naturaleza puede ser mo-dificada por otras influencias astrales, pero en pequeña medida.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el febrero 6, 2010 a las 4:13pm
La restante serie continúa con Libra.

A Libra le atrapa la cárcel de las formas, del diseño ético/estético que con el pensamiento hace de la vida corporal, emocional y sobre todo instintiva. Hay una necesidad natural en Libra que le lleva a buscar la integración antes de vivir completamente la necesaria polarización emocional de la realidad.

Libra es una experta energía que pone vendas en las futuras heridas de la agresividad y la pasionalidad -polaridad Aries- sin antes proceder a su dolorosa curación a veces precisada de sutura y desinfección. A un Sol en Libra hay que aflojarle el nudo mental con el que ata el dolor y la rabia de su corazón y mostrarle, suave y tenazmente, el camino del cuerpo, del músculo que descarga físicamente su contención emocional. Aunque practica para sí mismo la Deflexión intelectiva -las pajas mentales- como buen signo de Aire su trabajo terapéutico es recoger sus acertadas proyecciones sobre los otros para sí mismo.

La irritación que Libra puede producir -en quienes asesora- nace de su tenaz negativa a admitir la herida bajo la venda que, previsoramente, coloca encima. A Libra le cuesta ver la coherencia implícita en manifestar rabia y agresividad contra aquello que consciente o inconscientemente nos ha herido. Quiere tapar el dolor de las heridas con la venda del Inconsciente que parece ser el responsable impune de muchas faenas. Sin embargo, también somos responsables de semejante Inconsciente cruel al que la impunidad -esa imagen de saco oscuro e irremediable que le damos- tan sólo ayuda a que engorde para estallar con mayor violencia posteriormente. Cuanto más se soslayan los trabajos de consciencia de nuestro Marte asertivo más nos ponemos al alcance de los terremotos de Plutón. Aprender la lección de Marte, su uso acertado, es esencial para todas nuestras relaciones.

El peligro de somatización y rigidez corporal está detrás de la evasividad venusina de Libra. El trabajo consciente para defender el propio sitio, ante la invasión ajena, puede dar a Libra una buena senda para aprender a decidir desde sus necesidades.

Pepe Valero 1998

La serie de Libra es Luna/Sin, Saturno/Ninurtu y Júpiter/Marduk. En Virgo hemos obtenido un montón de partes y hemos llegado a la plena consciencia de que nosotros también somos partes (es muy distinto limitarse a ser una parte, que saber que se es una parte). Vistas las partes surgen dos ideas para compararlas, que es tanto medir y pesar, y reunirlas.

Al medir, pesar y comparar (La balanza del Signo), elevamos la simple práctica de Virgo a nivel de conocimiento, podremos llegar a conclusiones sobre la materia solo con su estudio. Al intentar reunir las partes, sean las de objetos, conceptos o simplemente los individuos que forman las sociedades nos encontramos con un nivel de unión superior al de Cáncer. Entra aquí el concepto de sociedad, no ya como familia, clan, tribu o nación, basadas en la sangre, el idioma y el territorio, empezamos con las abstracciones.

La integración se hará mediante la Luna, todavía queda un resto de inconsciencia en la primera etapa, de no ser así habría empezado con Venus/Ishtar, y además la unión aquí no se realiza solo de individuo a individuo (unión de base reproductiva que se da en Cáncer), pueden intervenir grupos y masas preexistentes. Ahora seguirá un proceso de organización análogo al de Leo, pero más rápido y sobre todo no dependiente de la voluntad de un individuo dominante, aquí no es necesario ya cambiar de Signo para realizarlo.

Saturno crea la cobertura institucional que protegerá al grupo, que esta vez tiene un carácter voluntario. Podemos pues mantenernos al margen, o bien el grupo puede marginarnos, pero sin que esto suponga necesariamente una especie de condena a muerte. Se están estableciendo acuerdos y asumiendo responsabilidades (no se trata ahora necesariamente de imponer).

Júpiter realiza ahora funciones similares a las que tenía en Leo, pero yá no es necesario que cree rituales, sino que organice los mismos para un amplio colectivo, ya no encarna la ley una persona, ahora la ley es la Ley. También debe establecer las normas.

La Luna/Sin primaria en su forma de Hécate es la Diosa de la Justicia, por regir la memoria, clama venganza y la obtiene. Las cosas cambian, la justicia que aparece aquí es más fría, no es una simple venganza; hay que comparar y sopesar lo sucedido según unos criterios aceptados.

Surge la mediación , la Negociación, los límites a la venganza (ajustar la pena a la ofensa y a las circunstancias). Se crea un marco para el pacto libre y el contrato. Las nuevas circunstancias dan vías de expansión al individuo y a la sociedad (Decanato final de Júpiter), pero la expansión en el individuo tendrá unas consecuencias mucho mayores. Al descubrir el Tú, y aceptar plenamente al Otro, se tiene que redefinir a sí mismo. Esta redefinición tendrá también su manifestación fisiológica, de niño se pasa a adulto, de cría se pasa a reproductor.

En Escorpión todo debe volver a empezar. Al igual que en Virgo la secuencia de Decanatos de Libra no tiene paralelo en el Zodiaco. Esto sucede exactamente en la zona correspondiente a los 0º, la del Tú. Sí observamos que aparecen todos los dioses Planetarios del septenario clásico, excepto Marte/Nergal representante del Yo y de la agresividad. Es obvio que si hubiese aparecido Marte en Libra o en Virgo, la falta de objetividad haría imposibles los acuerdos y el análisis por que se habría implicado el propio sujeto.

Arturo Mata

Libra no tiene intención de ser grosero, pero te enderezará el cuadro que está torcido en la pared y te apagará el televisor demasiado estridente. Le encanta la gente, pero no soporta las aglomeraciones. Como diligente paloma de la paz, anda por ahí mediando en las rencillas ajenas y remendando situaciones, pero también a él le gusta discutir. Es afable y cordial, pero también puede ponerse hosco, y se resiste a recibir órdenes. Son nativos sumamente inteligentes, y al mismo tiempo increíblemente ingenuos y crédulos.

Capaces de hablar hasta dejarte sordo, cuando se trata de escuchar son una maravilla. Son inquietos pero rara vez se dan prisa o se precipitan. ¿Estás completamente confundido? Pues no eres el único. En este signo solar hay una incongruencia frustrante, que tiene a los propios nativos de Libra tan intrigados como a los demás. Mucha gente te dirá que Libra es puro amor y belleza, luz y dulzura. Es verdad, en cierto modo, pero no llega a ser del todo exacto. Tampoco llega a ser Eugene O'Neill.

No pienses que porque su símbolo sea la áurea balanza de la justicia, todos los Libra han de ser siempre perfectamente equilibrados, aunque la deducción parezca 1ógica. Después de todo, el propósito de la balanza es el equilibrio. Sin embargo, ¿has presenciado alguna vez el proceso de equilibrar una de esas antiguas balanzas de farmacéutico? La meta definitiva es emparejar los dos platillos, pero ¿qué sucede? Primero baja un lado, después el otro. Suben y bajan, y se va agregando hasta que el equilibrio es perfecto. Date una vueltecita por una amistosa farmacia de barrio y mira cómo lo hacen.

Y nunca mas vuelvas a hacerte la imagen mental de Libra como un individuo tranquilo, perfectamente equilibrado, dulce, gracioso y encantador. Esa es la imagen mental de una persona que tiene esa disposición la mitad del tiempo. En la otra mitad puede ser fastidiosa, pendenciera, terca, inquieta, deprimida y confusa.

Primero arriba, después abajo: así es Libra. El péndulo se va para un lado y después para el otro. De pronto, como la balanza, ¡el equilibrio perfecto! Maravilloso. Pero siempre hay que pasar por la etapa de ir quitando y agregando, antes de llegar al momento de equilibrio celestial.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el febrero 3, 2010 a las 6:14pm
"Despacito, despacito no me apuren" dijo la tortuga!!!!

En eso estamos pero los coloco por sección a fin de que sean leidos y desmenuzados pacientemente; pronto los completaré.

saludos Emma!
Comentario por Emma Esperanza Acosta Vàsquez el febrero 3, 2010 a las 3:12pm
Hola Carlos muy bueno el post, hay que completarlo con los otros signos, cordial saludo, Esperanza
Comentario por Carlos Oliva el febrero 3, 2010 a las 5:58am
Continuemos describiendo -a través de estos escritos formidables- rasgos de la individualidad solar en cada una de sus mansiónes; pareceria que describieran a mi Padre y a mi Sobrina jajaja!!!

Virgo siempre acaba topando con su temor al rechazo emocional puesto que siente una enorme inseguridad para creer que se merece ser correspondido sentimentalmente. Es un signo solidario y solitario que en el ciclo astrológico a menudo parece estar pagando los excesos egoicos de Leo, el signo que le antecede.

El foco más neurótico le nace a Virgo de su propio centramiento en lo mental que le lleva a codificar su realidad vivencial en función de ser útil para el entorno con el que se relaciona, tanto profesional como emocionalmente. Cuando el sentimiento irracional o instintivo inunda los agudos mapas vivenciales de Virgo este se bloquea en el mecanismo neurótico de la Retroflexión y se traga su emoción, sus necesidades nutricias, a menudo desde una actitud de estoica resignación activa y ocurrente.

Ponerse al alcance del sentimiento puro y duro lleva a Virgo a tocar su necesidad insatisfecha y la dificultad que tiene para pedir desde el miedo a no merecer. La rabia por la carencia afectiva Virgo la deriva en solitaria resignación y dolor estomacal para su asimilación. En terapia Virgo ha de bajar a su propio deshabitamiento emocional y desde ahí ponerse en paz con su propia necesidad infantil.

Para ello ha de parar su radar intelectivo tan orientado hacia la comprensión mental y dejarse estar en el silencio de su soledad, no para resignarse -como suele sucederle- sino para percibirse en su totalidad -polaridad Piscis. Admitir la torpeza del intelecto que suele acompañar este descubrimiento holístico.

Sin embargo, con este conocimiento de sí mismo puede llevar adelante, con mayor felicidad, su útil destino solidario entre quienes le necesitan cotidianamente.

Pepe Valero 1998


Los Decanatos de Virgo están regidos por Sol/Shamash, Venus/Ishtar y Mercurio/Nebo.

En Virgo acaba la etapa individual/inconsciente, aparece la lógica y la capacidad de análisis, la capacidad de dividir.

El Decanto Sol indica claramente que estamos en una principio de consciencia bastante madura, que siempre sigue a la acción de Marte, último Decanato del Signo anterior. Consciencia de lo evidente, obtenida de lo que vemos y sentimos, que requiere por lo tanto una elaboración intelectiva por un lado y una plasmación concreta por otro. Aplicando la fuerza marciana obtenida en Leo podemos actuar sobre la materia, podemos romperla, manipularla, cambiarla, ya no dependemos de nuestros propios medios para sobrevivir. La consciencia grupal anterior nos permite ver no solo que nosotros somos parte de algo, sino que en todo hay partes y estas pueden ser lo bastante pequeñas o nuestro grupo lo bastante grande, para poder manipularlas. Es el primer paso para la aparición del trabajo y del análisis intelectual, basado todavía en la materia.

Usamos esta capacidad y obtenemos una serie de beneficios (alimentos, arte, herramientas) que nacen de la unión que siempre proporciona Venus (ahora segundo Decanato). El sentido colectivo primitivo desarrollado hasta Leo y conscienciado en el Decanato Solar de Virgo empieza a dar sus frutos. De esta unión, y de la capacidad de ver aunque solo sea a nivel material la relación unión/parte surge la capacidad de análisis, de trabajo y comienza también la ruptura (la desmembración del rey de Leo, de los rituales antiguos) de la personalidad puramente individual.

Así el Decanato final de Virgo indicará no solo la capacidad de trabajar, sobre todo en las labores de la tierra, sino también la de poder asimilar (Virgo rige el intestino delgado), todo lo que hemos desarrollado en este cuadrante inferior/individual/inconsciente de la carta.

Ahora podemos ver primera vez con ojo crítico y lógico cuanto hemos hecho inconscientemente, o en procesos más avanzados, analizar cuanto hemos llevado al inconsciente por cualquier motivo, para elaborarlo, conscienciarlo y luego en Libra reintegrarlo.

Esta fase de análisis y desintegración de la unidad adquirida en Leo, es única como serie de Decanatos, la secuencia vista aquí no vuelve a repetirse.

Arturo Mata


Virgo es el signo de la Virgen, pero es mejor no tomarse el simbolismo demasiado al pie de la letra. Puedo asegurar a mis lectores que haber nacido en septiembre no es garantía de virginidad. Aunque muchos Virgo de ambos sexos se aferren a su soltería, también hay muchos Virgo que terminan por avenirse a la bienaventuranza del connubio. Es posible que no lo hagan llevados por un súbito estallido de fuego y de pasión, porque el matrimonio no es el estado natural para los seres de Virgo, aunque es sorprendente cuantos de ellos llegan a dominar esta forma de trabajo en equipo, mostrándose casi siempre muy dedicados a su familia.

Casado o soltero, es bastante fácil detectar a Virgo en público. Por una parte, no estará haciendo mucho ruido; no es exactamente parlanchín, y se destacará por su condición de solitario. (¿Ves ese hombre callado y atractivo, allí en el rincón, con el diccionario bajo el brazo? ¿El que tiene un mecanismo mental de relojería que registra pulcramente las horas y metódicamente toma nota de los menores detalles? Si te fijas bien, casi podrás verlo medir cada minuto para darle todo su valor. Es Virgo.

¿Ves esa muchacha retraída de hermosos ojos dulces, que espera el autobús? Fíjate en la pulcritud de sus guantes blancos, en su actitud tranquila. En la mano tiene las monedas exactas para el billete. Jamás se le ocurriría pedir que en el autobús le cambiaran un billete grande. Es Virgo.

Si andas en busca de estos perfeccionistas, las reuniones sociales no son el mejor coto de caza. Es más probable que los encuentres en la oficina, trabajando horas extras, que demostrando su carácter sociable en un coctel. Para Virgo no es fácil relajarse lo suficiente para disfrutar sin aprensión de los placeres sociales, porque básicamente se siente incómodo entre la multitud. A veces, por pura frustración, hace el intento de adaptarse a la rutina de alguna fiesta, pero la llamada del deber es demasiado insistente para permitirle mucha frivolidad.

En ocasiones, Virgo puede conseguir que Capricornio parezca un tipo divertido, lo que ya es mucho decir. Será raro que veas a Virgo haciendo pompas de jabón o levantando castillos de arena. Está demasiado ocupado para soñar despierto, y por la noche, generalmente, llega demasiado cansado para pensar en hacer peticiones a las estrellas.

Lo primero que observarás en un nativo típico de Virgo es la decidida impresión que da de tener un grave problema y de estar luchando mentalmente por resolverlo... o por lo menos, la vaga sensación de estar secretamente preocupado por algo. Es probable que así sea. Para Virgo, estar preocupado es natural. Hasta se podría decir que tiene cierto afectuoso apego al hábito. Es algo intangible y elusivo, pero su encantadora sonrisa siempre parece estar escondiendo una gran inquietud.

Aunque el ascendente y otras posiciones natales puedan modificar la figura típicamente magra, generalmente puedes esperar una estructura como si fuera de alambre y unos ojos excepcionalmente bellos y tranquilos. Es frecuente que uno casi pueda verse reflejado en ellos; expresan la inteligencia y la claridad de pensamiento. En los rasgos de Virgo hay una pureza y una tranquilidad de expresión que parecen la negación de sus secretas preocupaciones.

La mayoría de ellos son gente muy atractiva, de nariz, orejas y labios bien diseñados. No carecen ciertamente de gracia y encanto, y pueden mostrar cierta vanidad que irrumpe en raros momentos. Nunca les satisfacen las fotografías que les toman, y son sumamente remilgados con su aspecto, tanto si se trata de una película como en persona.

Si eres observador, ya los encontrarás retocándose frente al espejo, cuando creen que nadie les mira. Siempre están bien vestidos, con un gusto generalmente meticuloso, aunque conservador.

Maurice Chevalier, que era Virgo, prefería que lo tomaran por sorpresa sin una canción, pero no sin la flor en el ojal y el alfiler de corbata.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el enero 29, 2010 a las 10:21pm
Aprovechemos el ingreso de la Luna junto a Marte en Leo conj a la Tierra, y hablemos de Leo.

A Leo se le atraganta el problema de su autoimagen en el espejo del mundo. Es muy difícil estar a la altura de vuelo, de expectativas, de Leo, incluso para él mismo. Generalmente las crisis le vienen por vía del fracaso tanto profesional como emocional. Podría decirse que el Sol de Leo sólo entra en su sombra cuando los acontecimientos profesionales y, sobre todo, emocionales le oscurecen lo suficiente.

Suelen necesitar situaciones críticas muy fuertes para recoger su propia limitación y responsabilidad pues Leo es maestro en el arte de proyectar sobre el mundo -lo demás y los demás- las razones de su tropiezo. Incluso cuando entra en el dolor o en la depresión Leo tiende a ser el más dolido o deprimido por la necesidad de este arquetipo solar de ser el protagonista incluso en su oscurecimiento doliente.

El punto ciego esencial de este signo -como en los otros de fuego- es su dificultad para quedarse quieto, en contacto con sus vacíos. Siempre suele haber un exceso en la acción o en la quietud que impide a Leo la autocontemplación consciente.

Leo se siente a sí mismo como centro de atención de los demás -sobre todo de los suyos- ya sea en el despliegue activo o en el repliegue pasivo de su ego. El proceso de sanación terapéutica de Leo es de los más complicados y a veces necesita pasar por la depresión profunda o por la somatización severa. Un buen susto a menudo es la única manera de parar el hipnotizante autoengaño.

Reconocer y aceptar sus propias limitaciones es lo mejor -y lo más difícil- que puede sucederle a Leo. Esto tranquiliza su corazón y lo hace más presente, más de verdad en su vida cotidiana, sin necesidad de juegos histriónicos que le falsean.

Pepe Valero 1998

Los Decanatos de Leo

La serie de Decanatos de Leo está compuesta por Saturno/Ninurtu, Júpiter/Marduk y Marte/Nergal.

La tradicional relación de Leo con la realeza, la aristocracia y en general el gobierno en sus formas clásicas es evidente. Saturno es el poder ejecutivo, Júpiter el legislativo y religioso (solo recientemente separado en las apariencias) y Marte el militar.

Veamos ahora su desarrollo desde el Decanato Luna en que termina Cáncer. Empezamos por Saturno/Ninurtu ("Sol de la Noche"), que crea un orden, una organización, una jerarquía de cualquier tipo.

Así la colectividad nacida en Cáncer se organiza, el blando Decanato Luna en que acaba, se ve protegido por una sólida cubierta saturnina. Empieza por establecer unas estructuras, unas normas surgidas generalmente de costumbres íntimamente relacionadas con la necesidad de sobrevivir del grupo (el último Decanato del Signo anterior es la Luna).

Esta fase, aparentemente la más organizada tiene todavía un fuerte componente instintivo. Luego nos encontramos con Júpiter/Marduk, aparece la religión, la filosofía, la ley, los rituales (y de ellos el teatro, tan vinculado con Leo), y la transmisión estructurada de conocimiento que necesitan esta actividades (educación).

De aquí surge una nueva consciencia individual representada por el Decanato Marte. Este Decanato indica también que como resultado de lo anterior aparece una nueva fuerza, una nueva capacidad de acción, creación, ataque y defensa, esta vez basada en lo colectivo, y en las ventajas que este proporciona al individuo (Marte).

El sentido de unicidad y de personalidad que Leo ha conscienciado de la vivencia Cáncer, nos llevará a pensar en la posibilidad de entidades superiores al individuo en las que este esté integrado, y así llegaremos al sentimiento de disolución del Ego en un todo mayor que indica la repetición de esta serie de Decanatos en el Signo de Piscis.

También podemos estudiar aquí las tres fases de la redistribución de bienes en las sociedades primitivas, muy relacionadas con Piscis.

En la primera etapa el que aspira a ser una "gran hombre" convence y moviliza a parientes y amigos para producir más de los necesario, luego procede al reparto de este excedente en una fiesta quedándose solo con lo peor. Es una situación muy similar a la de los estajanovistas, el individuo se sacrifica (Saturno y Piscis) a cambio de fama y respeto (Leo).

En sociedades con más medios el "gran hombre" organiza el trabajo ajeno y se convierte en un "río para su pueblo", en un "gran árbol", da grandes regalos e incluso destruye y despilfarra (Júpiter/Leo, ceremonias del potlatch en Canadá) para demostrar su riqueza con la finalidad de atraer más gente a su comunidad, pero ya empieza a quedarse con parte de lo mejor, no es él el que hace el trabajo principal e incluso emplea prisioneros de guerra.

En la tercera etapa el "gran hombre" ha adquirido fuerza militar y puede organizar a la comunidad para dominar y esclavizar a otras (Marte/Leo, Marte/Piscis).

Arturo Mata

¿Te ha dicho alguien últimamente que no le hagas favores, al mismo tiempo que te dejaba deslum-brado con una sonrisa totalmente fascinante? Es que te has visto ante el gran felino. No te preocupes, que ya te recuperarás. Un par de pequeñas quemaduras no importan. No es nada excepcional en Leo el despliegue simultáneo de su arrogante orgullo y de su espíritu juguetón; por eso se sale con la suya.

Leo, el León, rige a todos los demás animales. Leo, la persona, te rige a ti y a todo el mundo. (Si, si ya se que en realidad no es así. Pero no se lo digas, por favor. Le destrozarías su cálido y tierno corazón de egotista.) Lo mejor es contentarle, porque entonces ronronea, en vez de rugir y darte un susto poco menos que de muerte.

El León alterna entre ser decididamente gregario y una hermosa indolencia, mientras sofoca un sibarítico bostezo. Si quieres estudiar algunos ejemplares, date una vuelta por los lugares más iluminados y chispeantes de la ciudad. Por lo menos la mitad de la gente que encuentras viviendo a la última moda serán Leo. Hasta los gatitos más tímidos se sentirán cómodos viviendo así. A Leo le enferma la oscuridad tanto como el aburrimiento.

Si ves a alguno que se ruboriza fácilmente, asegúrate de que no estás confundiendo el rubor con un rostro arrebatado de orgullo. Piensa que hay rubores muy diferentes. Leo puede estar sonrosado porque ha estado bailando mucho, o porque acaba de ver pasar al amor de su vida, pero jamás le veras las mejillas coloreadas por la introversión ni por esa timidez que induce a uno a ocultarse. No hay Leos introvertidos; los hay únicamente que se hacen los introvertidos, y es importante que lo recuerdes.

Tal vez encuentres algunos Leones que mantengan atenuado al Sol que les rige y se muestren silenciosamente fuertes, dignos y decididos, pero no te dejes engañar por la suavidad de sus ronroneos. Incluso los Leos mas suaves están en su fuero íntimo convencidos de su regio derecho a dominar sobre amigos y familiares, mientras atisban desde detrás del telón, en espera del momento de salir a escena.

Si no me crees, búscate un Leo tranquilo, de esos que se hacen los introvertidos, para atacar su orgullo. Quítale algo que él esté convencido de que por derecho le pertenece, dale órdenes y no le demuestres respeto. Ya verás como los rugidos del supuesto gatito se oyen desde aquí hasta el zoológico.

Hay que ser todo un valiente para desafiarle cuando él defiende sus derechos y su dignidad. Hay Leos que se ablandan con la edad, pero en realidad el León jamás baja su orgullosa cabeza.

Nunca.

Linda Goodman
Comentario por Carlos Oliva el enero 26, 2010 a las 10:54am
Cancer nos ocupa ahora: "Cáncer es un signo que sufre de PASADO. Su presente está teñido de recuerdos que a menudo no lo enriquecen sino que lo apoltronan. De ahí la fama de Cáncer con relación a sus cambios de humor, a su hipersensibilidad bastante susceptible ante lo nuevo, presente o futuro. Lo que le pasa en el presente, lo que le hacemos o decimos, se asocia en él con situaciones pasadas y reacciona según digiera ese cóctel. No es extraño pues que su estómago lo note tanto.

El punto ciego de Cáncer se asocia con su necesidad de pertenencia a lo que le rodea, familia, amigos, amores, socios, ambiente, etc. y con su dificultad para entregarse a la experiencia de la realidad presente. El problema de Cáncer es que esa experiencia viva del aquí/ahora la está filtrando con sensaciones y emociones introyectadas de su pasado que están, por tanto, coloreando la relación con tonos emocionales inexistentes para las demás personas.

Con Cáncer hay que trabajar a tope sus introyecciones, sobre todo aquellas que tienen que ver con la nutrición emocional de su etapa lunar -teta buena, teta mala- y ayudarle a darse cuenta de su tendencia a percibir la realidad presente mediante el filtro de su emocionalidad pasada, permanentemente actualizada por un culto sublimado del recuerdo afectivo, de la memoria de lo carencial.

Podría decirse que la hipersensibilidad y desconfianza de Cáncer se nutre de su dificultad para entregarse a lo que está pasando sin filtrarlo inevitablemente por el recuerdo emocional permanentemente presente. En el fondo todo el trabajo terapéutico de Cáncer busca hallar su sitio personal frente a la madre o frente al padre si este fue la fuente significativa de alimento emocional.

Cuando Cáncer tiene este tema cerrado cambia absolutamente su relación con la realidad".

Pepe Valero 1998

Los Decanatos de Cáncer.

"Los Decanatos de Cáncer están regidos por Venus/Ishtar, Mercurio/Nebo y Luna/Sin. El Sol en que acaba Géminis es como decíamos un centro, un punto alrededor del cual los individuos pueden localizarse y focalizar esfuerzos de todo tipo.

El individuo aquí toma consciencia de su pertenencia a un colectivo (Venus/Ishtar, cualquier forma de asociación o unión), sea familiar, sea local, sea nacional. Esto es consecuencia de la capacidad de comunicación desarrollada en Géminis (la principal seña de identidad de una nación no es tanto el territorio, como el idioma y las naciones nómadas son una prueba palpable).

Esto está reforzado por la presencia de un Decanato Mercurio/Nebo que siempre habla de comunicación. Comunicación supeditada a lo lunar/inconsciente del signo, pero comunicación; Cáncer da con frecuencia escritores, especialmente de cuentos, fantasía, psicología o historia.

El tercer Decanato pertenece a la Luna, Señora de todo el Signo, por lo que poco se puede añadir aparte de indicar que de la unión venusiana y de la comunicación y relaciones de vecindad mercuriales surgen la tribu, la localidad y la nación (Luna como símbolo del pueblo), o la integración del individuo en su familia (Venus = Unión, Mercurio = Hermanos).

En conjunto estamos en el mundo en el que se forman los Mitos y los Símbolos, aquí de forma inconsciente, local, como máximo planetaria. Pero la misma serie de Decanatos aparecerá en Acuario, otro Signo relacionado con el Símbolo, pero puesto este en los cielos, y con una clara tendencia a establecer unidades suprafamiliares y sobre todo supranacionales".

Arturo Mata

"Los estados de ánimo pasajeros de Cáncer están sincronizados con la Luna y responden a la misma misteriosa influencia lunar que rige el movimiento de las mareas en el océano. Sin embargo, en realidad la Luna no cambia. Únicamente, lo parece. Igualmente, Cáncer sigue siendo la misma persona pese a todos los altibajos. Una periodicidad tan previsible, constante en su inconstancia, hace que el Cangrejo sea fácil de reconocer, una vez que uno sabe en que fase está cuando lo encuentra.

Es posible que la primera vez que lo encuentres esté riéndose con su extravagante risa lunar>>, irresistiblemente contagiosa, que recorre de extremo a extremo la escala, con profundos y guturales armónicos. Se desgrana en risitas y carcajadas hasta estallar finalmente en un cacareo que suena exactamente como si doscientas gallinas acabaran de poner doscientos huevos perfectos. Si está en su papel de animador de la fiesta, no te costará nada encontrar a Cáncer. Será el tipo mas divertido del salón, a risa por minuto. Y si no es él quien está actuando, estará festejando las gracias de algún otro.

A nadie le gustan las bromas más que a Cáncer, y su faceta divertida es tanto mas inesperada cuanto que irrumpe de manera tan incongruente en su personalidad, normalmente tranquila y serena. El humor lunar es profundo, jamás superficial ni trivial, porque surge de su notable capacidad de observación del comportamiento humano.

Es posible que Cáncer no se ponga todos los días su risa lunar, pero siempre puede sacarla en un abrir y cerrar de ojos de su viejo baúl del sótano.

No son gente que se desviva por las candilejas, como los extrovertidos Leo o los apayasados Sagita-rios, pero los Cáncer tienen un pavoroso sentido de la publicidad, cuando les da por hacerse notar. No te dejes engañar por esa aparente modestia. Secretamente, les gusta que les presten atención, y les embriagarán los titulares que puedan conseguir. A Cáncer no le encontrarás persiguiendo la fama con pasión (no hay nada que persiga con verdadera pasión), pero ten por seguro que tampoco huirá de ella. Más fácil será verle calentándose al calor de los aplausos que huyendo de ellos. Puede que haya cosas de las que Cáncer se esconda, pero el reconocimiento no es una de ellas.

Si eres de esas personas que se enfrían fácilmente, ponte la gabardina antes de exponerte a la hu-medad de un Cáncer que se halle en un estado melancó1ico: es capaz de echarte cubos de agua fría hasta que te den temblores y escalofríos. Cáncer puede estar en un momento bajo y hundirte en una depresión mas profunda que el fondo del océano. Habitualmente, sus temores están bien cubiertos por el disparatado humor lunar, pero siempre están con él, acosándolo día y noche con una vaga sensación de peligros innominados que acechan entre las sombras.

Nunca muy lejano, el pesimismo estará siempre pronto a frustrar los hermosos vuelos de su fantasía. Un Cáncer puede lanzarse al más increíble viaje a las estrellas, en alas de su imaginación, si consigue ignorar esa machacona voz interior que insiste en advertirle que puede perderse en el espacio. Pero hasta que aprende a dominarlos, sus miedos constituyen el ta1ón de Aquiles que le duele cada vez que intenta volar demasiado alto.

Sus lágrimas no son nunca lágrimas de cocodrilo; fluyen de los profundos ríos de su corazón, frágil y vulnerable. Con una mirada dura o un tono de voz áspero puedes herir sus delicados sentimientos, y la crueldad puede llenarle los ojos de lágrimas o inducirle a un completo retraimiento. (Es extraño, pero Cáncer rara vez tiene fiebre; es mas probable que sufra de escalofríos.)

En tales ocasiones no es fácil descubrir al Cangrejo, porque cuando está herido desaparece en un silencio lleno de reproche. A veces puede ser que se desquite con una sana digna de Escorpio, pero por lo general lo hará en secreto y no abiertamente, con el olímpico desprecio de los cangrejos por las consecuencias.

La mayoría de las veces, más bien, eludirá todo intento de igualar puntos, y se sentirá contento por esconderse bajo su caparazón protector. Cuando le hayas herido, puedes pasarte días enteros tocándole con un palo sin conseguir que reaccione. No abrirá la puerta, no contestará al teléfono ni las cartas. Cuando se hallan en un estado de incertidumbre, desesperación o tristeza, los nativos de Cáncer buscan el retiro y la soledad, como los verdaderos cangrejos.

Hay otro estado de ánimo propio de Cáncer: el malhumor. La persona que te salió con un exabrupto cuando le preguntaste la hora, o que estuvo a punto de arrancarte la cabeza por pedirle que te pasara la sal, era probablemente Cáncer que sufría uno de sus ataques de malhumor que le llevan a odiar al mundo. No es que esté enojado contigo, está desilusionado de la vida.

Ya se le pasará y volverá a ser la persona dulce, suave y comprensiva que conoces, cuando cambie la Luna. Fíjate en el calendario cuando hace el próximo cuarto, o espera a que vuelva a subir la marea".

Linda Goodman

saludos!!!
Comentario por Carlos Oliva el enero 24, 2010 a las 8:30pm
Pasemos al comunicativo Géminis!

"A Géminis la crisis suele llegarle cuando se le agotan los regates mentales y ya no le calma los vacíos su actividad favorita de coleccionador de datos. Géminis es el primer signo sin sitio emocional unívoco y entretiene su desubicación vivencial jugando con la imagen que despierta en los ojos de los otros. Así logra la estima ajena a costa de perder la propia extraviándose sentimentalmente en la mirada de los demás, en el síndrome terrible de los espejos.

Cuando a Géminis le llega el momento de comprometerse con sus propios sentimientos entra en crisis puesto que se ha quedado anclado en los datos, nombres e ideas de las emociones y precisa entonces atravesar el desierto de su propia inmadurez adolescente lo que a menudo le lleva, previamente, a extremos de actividad seductora o de inactividad depresiva antes de aceptar su propia torpeza sentimental desde donde aprender la necesaria irracionalidad de lo pasional.

Descubrir la parte falsa de su seducción -la que le entretiene de su propia desubicación- y recuperar el sentido global de sus acciones, en base a una ética superior -Sagitario- es el trabajo más difícil para Géminis que deberá aprender cómo a veces la vida es aburrida y apenas pasa nada que haya que codificar.

Géminis necesita poner a descansar sus reflejos mentales de concursante que todo lo sabe para así disfrutar del silencio y ternura de su corazón. Antes o después se dará cuenta de cómo tapa ese silencio con su discurso mental, con su dialéctica de pin-pon que le impide escuchar las demandas de su alma".

Pepe Valero 1998


Los Decanatos de Géminis

A Géminis le corresponden Júpiter/Marduk, Marte/Nergal y Sol/Shamash. Júpiter/Marduk nos trae cierta confusión, ya que por la dialéctica Géminis/Sagitario podemos encontrar justificación a cualquier tendencia jupiterina en Géminis sin recurrir a los Decanatos.

Ello es cierto, pero no es menos cierto que este primer Decanato Júpiter sigue a un Tercer Decanato Saturno en Tauro. O sea a la concentración, acumulación y solidificación producida en Tauro, sigue la expansión y el desarrollo teórico propio de este signo de Aire. Cuando se resuelve el problema alimentario en una comunidad aparece la expansión material, crecimiento de la comunidad, el comercio (Géminis) que lleva a la importación y exportación (Júpiter y Sagitario como complementos), y la posibilidad de hablar, teorizar y dedicarse al arte, la filosofía, el conocimiento y la religión.

De aquí nacerán nuevas formas de consciencia del Yo, simbolizadas por los Decanatos de Marte/Nergal y Sol/Shamash, pero ahora menos motoras y sensoriales y más conscientes.

En lo que respecta al Sol, y en parte a Marte, al establecer una forma de comunicar las ideas mediante el lenguaje y más tarde la escritura, nos encontraremos conque el individuo ya no depende de su propia experiencia y de sus genes para aprender y ser consciente; la relación con sus semejantes, la aparición de tradiciones y la transmisión de conocimientos permitirán que en ciertos aspectos pueda continuar el trabajo donde otros individuos lo han dejado (Más adelante veremos la profunda relación que indican los Decanatos entre signos tan dispares en una aproximación superficial como Géminis y Capricornio).

Consciente el individuo de que hay algo alrededor, se siente finalmente centro por relación dialéctica de conceptos, este es el valor solar final de Géminis. En un nivel más elemental podemos ver la presencia agresiva de Marte/Nergal en cuestiones como la competencia comercial, la agresión verbal y la polémica, incluso en temas como los vecinos, especialmente si lo llevamos al campo nacional, se aplica el lema militar "Todo punto de contacto es potencialmente un punto de conflicto".

FUENTE: http://www.sitiohispano.com
Por Arturo Mata

"Si alguna vez un Géminis te hace pensar, lector, que estás viendo doble, no te pongas otras gafas. Recuerda simplemente que Géminis es el signo de los Gemelos, y que en su personalidad cambiante hay dos lados bien distintos. Ahora lo ves, dentro de un momento no. ¿Era amor lo que te pareció distinguir al vuelo en la movilidad de esos rasgos? ¿Odio? ¿Éxtasis? ¿Inteligencia? ¿Idealismo? ¿Tristeza? ¿Alegría? Los cambios mercuriales de la expresión de Géminis son tan fascinantes de observar como las luces psicodélicas en una discoteca. Es difícil decir dónde termina la realidad y comienza la ilusión. Ambas se mezclan... y luego se separan.

Saber dónde hay que buscar estas versátiles criaturas requiere pensarlo un poco de antemano. Géminis puede estar en un lugar hoy y en otro mañana. Y súbitamente, vamos. Los Gemelos pueden cambiar de ropa, de trabajo, de amor o de residencia con la misma rapidez con que cambian de opinión... cosa que hacen muy deprisa.

Si quieres encontrar un ejemplar bueno para estudiar tendrás que moverte mucho. Podrías intentar en una librería, donde los Géminis suelen andar husmeando, ya que con una rápida lectura de las paginas son capaces de captar lo esencial del contenido. (No fue casualidad que John F. Kennedy practicara la lectura rápida.) La gente de Mercurio tiene también el desagradable hábito de empezar a leer por la última página.

Si conoces a algún Géminis que alguna vez haya leído un libro desde el comienzo hasta el final, sin aburrirse por la mitad, envíalo como curiosidad al circo, o estudia su carta natal para ver si tiene ascendente Tauro, Capricornio o uno de los signos mas persistentes. A Géminis le gusta leer un libro con movimiento de lanzadera, y la misma forma de acción prefiere también con otras cosas, aparte de la lectura.

Con toda seguridad te encontrarás con uno o dos Gemelos flotando por los pasillos y batiéndose en un duelo de ingenio con la gente, en estaciones de radio, empresas de relaciones públicas, editoriales, locales de exposición y venta de automóviles o agencias de publicidad, si es que puedes atrapar a alguno entre una reunión y otra. Y cuando encuentres a este personaje fluido como el mercurio, estúdialo cuidadosamente, aunque con sólo seguirlo de un lado a otro quedarás agotado.

Lo primero que observarás es una energía nerviosa que cruje, chisporrotea y restalla en el aire en torno de él. Si tiene la Luna en Escorpio, Libra, Cáncer o Capricornio, es posible que no vibre con un chisporroteo tan evidente, pero las demás manifestaciones estarán latentes y percibirás su presencia por debajo de la influencia de las otras posiciones planetarias. A veces se encuentra uno con un Géminis que habla lentamente, pero la mayor parte de ellos lo hacen con extraordinaria rapidez. Todos son rápidos para escuchar".

Linda Goodman
Signos del Zodiaco

saludos!!!

© 2020   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio