mantener a Astrologos del Mundo cuesta tiempo y dinero , si quieres colaborar te lo agradecemos Gracias de antemano!!!!!!

Ofiuco , Una Constelación fuera prácticamente de la Banda Zodiacal ( nuestro Zodiaco Astrologico) , una de cuyas extremidades pisa a la Constelacion Zodiacal  de Escorpio, al mismo corazón del Escorpio  y la otra ya dentro de la Banda Zodiacal que pisa el aguijón  de esa Constelación Zodiacal . Osea que las extremidades, pies, talones,  sí están en la Banda y a partir de una de sus rodillas  todo lo demás no pertenece  a nuestros Signos Zodiacales, visión Tropical y con una domificación según Plácido de Titis

http://en.wikipedia.org/wiki/Placidus_de_Titis

INTRODUCCIÓN AL LIBRO

El día  22 de enero de este mismo año, los periódicos españoles, emisoras de radio y televisión empezaban a hacerse un fuerte eco de la noticia que se había difundido desde Gran Bretaña a través de la BBC y de la Real Sociedad de Astronomía británica, según la cual se había descubierto una nueva constelación: Ofiuco. A partir de ahora, los signos del Zodíaco serían trece y  no doce. Además, la mayoría de las personas tendrían que cambiarse de  signo, pasando a pertenecer al signo anterior en el orden del Zodíaco.

La  avalancha de llamadas a lo largo de los días siguientes, de amigos,   clientes, colegas y medios de comunicación fue tal que estuve una semana  colgado al teléfono, escribiendo artículos y participando en debates de radio y televisión para explicar mi punto de vista. Una de las primeras llamadas que recibí fue la de Lluis Cassany, un editor que desconocía, para proponerme un libro sobre el tema de la “nueva constelación”. Aunque, a centenares de  kilómetros de distancia, ambos vivimos junto al mar. Nuestro primer apellido, poco común, es casi idéntico. No sé hasta qué punto estas circunstancias me pudieron influir para que aceptase el reto de escribir este libro en tan solo un mes, cuando además había algunas conferencias y viajes que ya no podía anular.

De cualquier modo, el tema me atrajo, lo conocía bien y no tenía que  documentarme demasiado. Además, había que ir dejando las cosas claras.

Entre el  aluvión de noticias y reseñas de todo tipo, algo quedó inmediatamente en evidencia: la Astrología no es extraña a la sociedad. Cada vez interesa más al ser humano.

En uno de los debates televisivos en los que participé se llevó a cabo una   encuesta con gente de la calle, preguntándole si creían o no creían en la  Astrología. Salió un abrumador 70% de creyentes y menos de un 30% de no creyentes. Sin pretender dar validez a una encuesta realizada sobre la marcha, me parece que se transmitía el sentimiento real de la gente de la calle. Y, como señalaba un científico que salió en defensa de la Astrología en un periódico, si  la mayoría de gente cree, no vamos a pensar que todos están equivocados o  son tontos. Otro aspecto curioso se produjo cuando la gente era preguntada sobre si estaban dispuestos a cambiar de signo del Zodíaco; la inmensa mayoría mostraron su contrariedad a cambiar y decían sentirse identificados por el signo al que pertenecen. Más aún, lo que parecía es que al proponerles cambiar de signo, reaccionaban como  si se  les intentara desprender de una de sus señas de identidad a  la que, por supuesto, se han encariñado. 

En aras de la verdad, hay que señalar brevemente tres puntos:

  1. Es  imposible  descubrir  una  constelación superconocida desde la antigüedad, que aparece en la  mayoría de planisferios celestes.
  2. Los signos del Zodíaco son una clasificación y las constelaciones, otra, son dos  divisiones total y plenamente diferenciadas, a no confundir.
  3. No sé hasta qué punto la doctora Mitton, difusora de la noticia, conoce  su materia, pero muestra una ignorancia total en Astrología, la materia sobre la que intenta ilustrar.

Estamos, pues, ante un  nuevo ataque. Parafraseando al filósofo Kant, conscientes como somos de que la Astrología goza de una alta consideración y popularidad, no es extraño que invite a la censura. Opino que la crítica es sana, necesaria -lo proclamaba Popper- para reconocer lo ignorantes que somos. Ya lo dijo Sócrates: "solo sé que no sé nada."

Algunos pobres de espíritu se escudan tras el nombre de la ciencia para atacar aquello que desconocen y miden con el mismo rasero a todo un colectivo, el astrológico en este caso. Mal científico es quien condena algo sin haberlo estudiado, sin haberlo testado para poder refutarlo, sin aplicar el método  científico, en definitiva. Si realmente buscasen la verdad ¿no deberían ocuparse primero de  limpiar su  propio patio trasero?  Son muchos los   científicos, astrónomos entre ellos, que han falseado datos conscientemente para alcanzar gloria o para lucrarse. 

Es deplorable que este ataque provenga  -y no es el primero- de un astrónomo,  porque la  Astronomía surgió como hija natural de la Astrología. Los observatorios deben ser faros del conocimiento, pero hay veces que alguno de sus moradores enturbia esta función, igual que la contaminación atenta contra  la limpia observación estelar. Entonces se cumple aquel viejo proverbio chino: "La oscuridad reina a los pies del faro".

A veces, ante todas estas cuestiones, a pesar de tener en alta estima a los científicos  en general y a lo que de positivo tiene la ciencia, uno empieza a encontrar sentido a lo que decía el cineasta Luis Buñuel: "En  general encuentro a la ciencia analítica pretenciosa, superficial, porque no tiene en cuenta los sueños, el azar, la risa, los sentimientos y las paradojas, las cosas que más amo."

La Astrología, además de ser la primera ciencia y la primera religión, está llena  de magia y simbolismo, es incluso una cuestión de estética, es apasionante,  atrayente, incluso erótica,  diría yo. La Astrología es como el amor, invisible pero de poderosos influjos. La vida y el conocimiento siempre tendrán algo de magia. Es una lástima que haya personas con una pérdida de sensibilidad tan acusada que no lo puedan apreciar.

Pero que nadie se llame a engaño: la Astrología y la Ciencia no tienen ningún tipo de rivalidad, lejos de lo que algunos se empeñan en querer transmitir o de  las campañas periódicas de intoxicación y desprestigio. Los verdaderos científicos, como los verdaderos astrólogos, andamos a la búsqueda de la verdad, una búsqueda que no permite sentar cátedra sobre lo desconocido,  una búsqueda que podría tener en mente aquellas palabras del genial Niels Bohr: "Cada frase que pronuncio no puede considerarse una afirmación, sino una pregunta."  Y en este sentido, rogamos sea entendida la totalidad de este libro. El pensamiento debe ser tolerante, no inquisitorial, bastante caro ha costado ya a  la historia de  la humanidad y del  conocimiento, y está costando, la actitud contraria.

Los  astrólogos agradecemos y alentamos, como siempre hemos hecho, los avances de  la Astronomía y las ciencias en general, y seguiremos aprovechándonos de ellos. La astrofísica y, más concretamente, la física de partículas, así como la biología molecular, serán probablemente quienes den el espaldarazo final a la Astrología en tiempos modernos.

Los astrólogos no sabemos las causas, pero funciona. A los astrónomos y científicos en general esto no debe extrañarles. La Naturaleza ha tenido que  esperar miles de años a que llegáramos a comprender cosas tan simples como que la Tierra es redonda, cuando se creía plana. En definitiva, nuestra ignorancia sobre determinado mecanismo no invalida el funcionamiento ni quita importancia al fenómeno incomprendido. Tampoco antes se conocía la ley de   la gravitación universal, y las manzanas igual caían al suelo.

Por otra parte, todos sabemos que nuestros sentidos son bastante limitados: hay muchos colores que nuestros ojos no pueden ver, igual que hay sonidos que nuestros oídos no oyen, pero ¿dejan por ello de existir?  Evidentemente, no. Parece bastante claro que a mayor evolución del conocimiento y mayor desaparición de las telarañas del prejuicio y pérdida de la ignorancia, más  cerca estamos de la reafirmación de la Astrología y de que ésta sea considerada como ciencia.

El conocimiento avanza inexorablemente hacia nuevos paradigmas, haciendo descubrimientos auténticamente maravillosos y que en otros tiempos hubieran parecido pactos con el mismísimo diablo. Basta recordar como la inquisición llevó a la hoguera a Servet por afirmar que la sangre corría por nuestras venas o a tantos otros mártires de la Inquisición por afirmar cosas que se contraponían a la fe.   

Uno intuye que si hay detractores que tienen tanta obsesión por la Astrología es porque en el fondo son aficionados, aspirantes a amar una ciencia que desconocen y por la que sienten atracción, pero que al mismo tiempo les da miedo. Invitémosles, pues, con aquella frase de una de las más célebres  científicas, Marie Curie: "Dejamos de temer aquello que se ha aprendido a entender."

(Introducción textual al libro Ofiuco ¿el nuevo signo del Zodíaco? escrito por Vicente Cassanya y publicado por la editorial Tikal en marzo del año 1995, pero cambiado en parte por la editorial, por lo que su autor se opuso a su distribución. Además, para responder al resurgimiento de este polémica, en febrero de 2011, publicamos un artículo en la revista Tu Suerte nº 186 correspondiente al mes de marzo de 2011 y también una doble página en el diario El Mundo del día 23 de enero de 2011 que puedes descargarte más arriba, pinchando sobre Documentos)

http://www.cassanya.com/articulos_ampliar.php?idArticulo=434

En esta figura de puede ver a la Constelacion de Ofiuco muy por encima de la Eclíptica y de la Constelacion Zodiacal de Escorpio.

Estrellas mas importantes de esta Constelación

http://www.elcielodelmes.com/Constelaciones/Ophiuchus.gif

Ahora vamos a observar el Cielo a la manera tradicional para el dia 15 de diciembre del 2014 domificada para Madrid.

Ese día el Sol con una long de 23º 26' sagitario transita por la región de Ofiuco y  de Serpens,

He tomado el momento en el que culmina  ( en el MC) la Estrella Ras Alhague la alfa de Ofiuco con una longitud eclíptica de 22º 39' Sagitario

en el MC de Madrid;

Puede observarse la Banda Zodiacal, una franja de  aproximadamente 17º unos 8,5º a cada lado de la Ecliptica ( el camino del Sol, la Luna y los planetas ) resaltada con líneas blancas y con sus 30º grados fijos de cada Signo

Puede observarse el Sol elevado, el MC , la Estrella Ras Alhague, la Constelacion Ofiuco en amarillo , La Constelacion Serpens en color verde

Tambien puede observarse a Mercurio/Sag a 27º 23' transitando el Centro Galáctico

La Eclíptica es la línea rosa de la figura a la derecha en donde se ve al Sol Mercurio,Venus Pluto y Marte

Recomiendo encarecidamente la lectura de este libro de Vicente Cassanya de todo el colectivo de Astrólogos, para no estar siempre repitiendo los mismos conceptos, dudas y reiteraciones.

"El eterno retorno "

Este libro os dará una buena visión global y aprenderéis nuevas cosas.

Se hace muy aburrido y pesado volver siempre a los mismos errores, a las mismas dudas, una y otra vez

saludos cordiales

mercedes

Visitas: 845

Los comentarios están cerrados para este post

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:51pm

Muy buena tu aportación Efraín

En esta figura recogida por Maria Dolores de Pablos se observa muy bien esa informacion que detallas sobre las diferencias entre las diferentes Constelaciones Zodiacales

Algunas abarcan más de un signo zodiacal y otras son comparativamente tan pequeñas (como Libra) que ni siquiera  cubren su signo.

También puede observarse claramente los espacios en blanco

De acuerdo con el ABC de la Astrología y su aritmética; los múltiplos y los divisores

gracias Efraín

mercedes

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:50pm


Por supuesto que tiene razón Mercedes, signos son una cosa, constelaciones son otras.

También la tiene cuando dice que el Serpentario u oficuos es un cuento viejo. "Asclepio ascendió a los cielos y se convirtió en la constelación de Serpentario u Ofiuco", se puede leer en la Wikipedia, con base en una referencia del año 296 AC.

No pasan seis meses sin que algún estudiante de Astrología, algún reportero de esos a los que nunca le publican o un astrónomo que quiera vender libros, "descubra" que en la banda zodiacal hay 13 constelaciones (de hecho 14 porque Cetus mete una esquina en la eclíptica a la que no pocos intentan convertir en la ecléctica) y "brillantemente" diga que son 13 los signos.

Si las constelaciones fijaran los signos, actualmente todo Tauro estaría en Géminis y Leo ya tendría que hacer maletas para mudarse a Virgo y Virgo resultarìa en Libra y así....

Primero, ninguna de las constelaciones tiene 30 grados exactos y todos los signos tienen 30 grados exactos.

Constelaciones

Aries    24.5 grados
Tauro    36.5
Géminis    28.5
Cáncer    20
Leo    35.5
Virgo    44
Libra    23
escorpio    7
Oficuo    18
sagitario    33.5
Capricornio    29.5
Pisicis    37.5
Cetus     0.1
y 22 grados y medio de espacios sin constelaciones.

Así que si constelación es igual a signo son 14 más los 22 grados vacíos. 

De hecho, actualmente alfa Escorpio, que es Antares, está llegando al 10 Sagitario, mientras que la Alfa de Oficuo u Ofiucus, Ras Alhague, se encuentra en 22:35 sagitario y Alfa Leo, Regulus, recientemente ingreso a Virgo.

En suma, que los árboles no les impidan ver el bosque.

Cualquier fase de la aritmética astrológica, tropical o sideral, tiene que tener relación con los números tres y cuatro, así que un número primo estaría de sobra y, el que no lo entienda,pues no sabe el ABC de la Astrología

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:49pm

Gracias por comentar Ariel

Existe un libro muy instructivo sobre los Fundamentos astronómicos de la carta astrológica de Maria Dolores de Pablos para comprender todas estas cuestiones y adquirir una mínima base sobre Astronomía

Principios de Astrología General vol I

saludos

mercedes

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:48pm

Gracias Giovanny por la info sobre el libro Escrito en el Cielo de Benson Bobrick al que no conozco;

Interesante y ya por el título dan ganas de leerlo

Trataré de hacerme con él

saludos

mercedes

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:48pm

Me uno al 100% al anterior comentario. Ni qué decir de los serios faltantes que suelen verse por estos lados. Genial, digo yo, que de todos fuera obligatorio la lectura del libro Escrito en el Cielo - una historia de la astrología -, de Benson Bobrick. Editorial El Ateneo. Para entonces, se entendería bien la importancia de por lo menos revisar de vez en cuando la tradición que nos ha precedido y sin la cual nuestra astrología del siglo XXI no deja de ser una simple burla de la llamada ciencia académica. 

Giovanny

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:47pm

Lamentablemente, hay muchos astrólogos modernos, que desconocen y no les importa la parte astronómica, tal vez por culpa de tantos programas que hay para computadora, hasta cometen el error de decir que el cénit y el medio cielo es el mismo punto, este desconocimiento de algunos astrólogos, hace que seamos mal conceptuados entre los astrónomos, y muchos astrólogos desconocen la causa del desplazamiento del zodíaco, tampoco saben levantar una carta a mano y ni siquiera saben que es la eclíptica, entonces, no me quejo cuando nos critican, por eso me encantó la introducción del libro, nos hace quedar bien... Ah! Me olvidaba! Ofiuco sí está en la eclíptica, pero en el zodíaco sideral.

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:46pm

Gracias Aries Dos Santos por tu comentario.

Yo tengo el libro en el que explica toda ésta confusión  ya reiterativa y de mala fé contra los Astrólogos en aquél momento único, a cuenta de Ofiuco , una Constelación de ni siquiera está en la Eclíptica, por lo tanto no puede gozar de la facultad o prerrogativa de los 12 Signos ;

Ofiuco  siendo Constelacion, está fuera de la Banda, por supuesto esta fuera de las Constelaciones Zodiacales alrededor de la Eclíptica.

Pero como el autor es joven , y lo explica de maravilla ,  no tengo su permiso personal para fotocopiarlo y es propiedad particular.

A mí me enseñó mucho en su momento 1995 cuando todos parecían atacarnos con el supuesto treceavo signo del Zodiaco Ofiuco

!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

De las críticas se aprende mucho

y tambien de las Figuras , también se aprende mucho de las Figuras a d.g. a dios gracias

estas figuras son impactantes, todas ellas

tambien son impactantes los estudios del Cielo en la Epoca Egipcia

y sus Constelaciones y Estrellas

Aquí entran Matemáticos, Arqueólogos, Astrónomos, Antropólogos, Mitológos, Lingüistas, Astrólogos , Historiadores, Sociólogos, Estadistas, o estadisticos  ect ect  ( ¡vive Dios que estamos al nivel del vulgo actualmente!)

Todo un telón de fondo que no se advierte a simple vista  como el Teatro de las Constelaciones Zodiacales superpuesta a los Signos del Zodiaco a nuestros Signos Fijos.

saludos

mercedes

Comentario por Mercedes Foronda el noviembre 18, 2014 a las 3:45pm

Más que gustarme, me encantó!!! Tengo un gráfico, que es bastante viejo, para hacer la carta astromédica, que enfrenta el zodíaco sideral al clásico tropical, y en él, ya existe Ofiuco. Tremenda la intrucción del libro!!! Espero poder conseguirlo...

Distintivo

Cargando…

© 2021   Creado por Roberto.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio